Por Jesús Andrés.

Este pasado domingo día 5, se celebró en Avila la Media Maratón Monumental, que discurría por los puntos más emblemáticos de la ciudad abulense. El evento lo organizó el Club de Atletismo Ecosport, a los cuales tenemos que agradecer la atención prestada en todo momento. La prueba discurrió sin problemas, en una mañana estupenda en la que los atletas disfrutaron del calor del público por las calles de Avila, que les hizo más llevadero el exigente recorrido. .

Fantástica organización en una bonita carrera a la vez que dura, donde hizo una temperatura muy buena para correr y sin gota de viento. Qué delicia de carrera, de despliegue, de organización, de voluntarios… Carrerón ya para 2015, apuntada la tengo, prueba recomendable para repetir. Quiero felicitar a toda la organización por el excelente trabajo que habéis hecho y que se vio reflejado en el éxito de la prueba. Carrera preciosa, dura como ella sola pero de esas que recomiendas a todo el mundo y de las que repites. Una vez mas enhorabuena, nos vemos el próximo año. Espectacular día..

Enhorabuena a todos los corredores y por supuesto a Policía,Cruz Roja, Protección Civil, masajistas y a todo el voluntariado participante en esta edición "muy grandes todos".

El sábado salimos tranquilamente para Avila a disfrutar haciendo un poco de turismo por esa bella ciudad y al mismo tiempo hacer un poco de lo que más nos gusta hacer en nuestro tiempo libre, correr x correr.

Llegamos después de un viaje muy tranquilo al hotel de la organización Cuatro Postes, donde se recogían los dorsales y estaba toda la logística de la prueba, allí teníamos reservadas dos habitaciones para Mbel, Elvira, Iván y Jesús.

Mbel estaba haciendo un examen en Madrid, así que después de dejar nuestro equipaje nos dirigimos a visitar la ciudad y potear un poco por sus bares, que por cierto con cada consumición te daban la oportunidad de degustar una tapa y sinceramente el precio de la consumición no era mucho más caro que en Burgos, cuando aquí, en nuestra ciudad, casi no te dan ni los buenos días.

Las horas fueron pasando Mbel ya estaba con nosotros así que ,bien comidos y avituallados a media noche nos dirigimos a nuestro hotel para intentar descansar un poco y disfrutar al día siguiente de la media de Avila.
Un nuevo proyecto sustituyo el año pasado al tradicional medio maratón que se venía celebrando en los últimos tiempos en la ciudad amurallada. Dirigido por el Club de Atletismo Ecosport, el Medio Maratón Ávila Monumental (MMAVM) tiene como seña de identidad el transitar junto a la mayoría de los lugares, edificios y monumentos que configuran el patrimonio histórico abulense. Pero el MMAVM no es solo eso. Es mucho más. El recorrido de aquel medio maratón, nada o muy poco tenía que ver con este. Se trataba de dar dos vueltas a un circuito que apenas se internaba en el centro histórico de la ciudad y que presentaba una gran dureza en cuanto a su perfil, con cuestas bastante largas y de pendiente considerable. El del MMAVM es a una sola vuelta, totalmente urbano, también con muchas cuestas, homologado y que, como he dicho inicialmente, recorre gran parte del casco histórico abulense.

Desde mi punto de vista convendría distinguir dos partes dentro del nuevo trazado. La primera se extendería desde la salida junto a los Cuatro Postes hasta aproximadamente el punto kilométrico nueve, más o menos al paso por “contrameta”.  La segunda comprendería desde el final de la primera hasta la línea de meta ubicada frente al Palacio de Congresos y Exposiciones Lienzo Norte. El primer parcial es bastante llevadero, y se realiza por calles amplias que absorben sobradamente el pelotón inicial de participantes que se va estirando a medida que se desarrolla la carrera. Apenas presenta desniveles significativos a excepción de la bajada inicial desde los Cuatro Postes hasta la muralla por la carretera de Salamanca, la corta pero muy puñetera ascensión de la C/ Luna (no más de trescientos metros en el p.k. 5,600)  y el descenso por la C/ Perpetuo Socorro una vez superado el edificio del Hospital Provincial (p.k.6,800). Esta primera parte tiene lugar por la zona “nueva” de la ciudad por lo que su atractivo monumental es prácticamente nulo a excepción de los Cuatro Postes y el puente de Sancti Spiritu sobre el río Chico (p.k. 4,200).

 La segunda mitad del MMAVN es mucho más dura que la primera y puede describirse con la frase vendemantas de “de lo bueno lo mejor y de lo mejor superior". Lo "bueno" en este caso tendría su inicio cuando se toma la Avenida de Madrid junto a la muralla un poco más allá del p.k 9,000 y se extendería durante cerca de siete mil metros. Se trata de un sube y baja continuo en el que, aunque ninguna de las cuestas presenta una pendiente muy exigente, si son de una longitud considerable. En algunos puntos concretos hay algo de animación que dan un poco de color a las calles y los lugares de interés histórico monumental empiezan a aflorar a los lados del recorrido (convento de la Encarnación y algunas iglesias más).

Superado lo "bueno", llegaría lo "mejor". Una nueva vuelta de tuerca en la exigencia de la prueba que al terreno quebrado une aquí la superficie adoquinada. Son apenas dos kilómetros y medio que comienzan cerca del p.k. 16,000 a la altura de la Basílica de los Santos Hermanos Mártires, Vicente, Sabina y Cristeta (alías la Basílica de San Vicente), callejean por las vías próximas a la muralla, atraviesan la Plaza de Santa Teresa junto a la iglesia románica de San Pedro para descender posteriormente por el Paseo del Rastro hasta la puerta que da acceso a la Plaza de la Santa (p.k. 18,500).

A estas alturas las piernas ya andan tocaditas y las plantas de los pies empiezan a notar el incómodo empedrado a pesar de intentar correr todo lo posible por las aceras para evitar el adoquinado.. Pero aún queda el siguiente escalón, el de la excelencia. Lo "superior" comienza con la entrada en la zona amurallada a la altura de la Plaza de la Santa y, desde mi punto de vista, es la parte más exigente y donde más disfrute de toda la MMAVM. El sube y baja se convierte ahora en un verdadero rompepiernas de cuestas cortas pero de pendiente considerable y la superficie por la que se transita sigue siendo adoquinada. Pero aún hay más. Y es que ahora se añade una sucesión de infinitas de curvas, esquinas, callejones, etc… en las que uno tiene la sensación de encontrarse en un laberinto del que intenta salir corriendo a todo lo que le dan las piernas pero sin saber muy bien donde se encuentra y si el camino que lleva es el adecuado. En esta especie de encierro de San Fermín abulense (pero sin reses), se pasa junto a lugares tan representativos de la ciudad como el convento de la Santa, la plaza del Mercado Chico o la Catedral. Con la salida del recinto amurallado a falta de mil metros para el final de la carrera, comienza un terreno descendente hasta meta siempre a la vera de la muralla muy llevadero en el perfil pero incómodamente machacante por los adoquines. De hecho muchos corredores buscaban las aceras para huir del pequeño suplicio y yo lo que hice fue buscar la hierba que había al lado de las murallas y aunque unos metros más apartado del circuito mis piernas lo agradecieron.

Por resumir, que el circuito de la MMAVM es llevadero en su primera parte y considerablemente duro en su segunda. Y es que para disfrutar a la carrera de los monumentos y lugares históricos de la ciudad hay que apretar el culo si o si.

Con el cambio de fecha y de recorrido, el Club de Atletismo Ecosport ha intentado conseguir una mayor implicación de la ciudad con la prueba y de los corredores con la ciudad. Las medidas tomadas en este sentido, inspiradas creo de forma acertada en lo que se viene haciendo desde hace tiempo en el Medio Maratón de Segovia, lograron resultados dispares. El concertar un hotel oficial y un menú con más de veinte restaurantes ( Degusta Avila ), tengo la sensación de que si resultó ser un éxito.

En la prueba había bastante gente haciendo fotos posiblemente impulsada por el concurso fotográfico convocado de forma paralela a la carrera, pero en general el apoyo de los abulenses en la calle resultó escaso. Y eso que el día acompañaba en lo meteorológico, es como en Burgos, quitando algo por el centro y en meta, a los abulenses les costo sacar las manos de los bolsillos y animar a todos estos esforzados atletas que corrían la media maratón de Avila..

Para tratarse de su segunda edición y más allá de los cambios e innovaciones ya comentados, la organización rayó la perfección. La página web de la carrera fue muy completa en información y contenido. La recogida del dorsal con chip y de la bolsa del corredor en el hotel Cuatro Postes se hizo sin agobios y rapidito ( una bolsa del corredor que en muchas maratones de prestigio no dan ), aunque para años venideros deberán afinar el número y tamaño de las camisetas, pues las de la talla M se agotaron demasiado pronto. El circuito estuvo perfectamente cerrado al tráfico. Hubo “globeros” de referencia para distintos ritmos. La convocatoria fue un éxito, con casi 1.253 atletas en linea de salida. Los avituallamientos fueron suficientes y bien atendidos, sobre todo el de meta que era un verdadero festín (agua, refresco, degustación de carne, ensalada de garbanzos, bollería…). No lo utilice pero por lo leído y oído el servicio de guardarropa funcionó correctamente. Aunque no distaban más de diez minutos andando, se estableció un servicio de autobuses gratuito que transportó a los participantes que lo que requirieron desde la meta a la zona de salida. Hubo posibilidad de recibir masaje por parte de fisioterapeutas al finalizar la prueba. Se pusieron a disposición de los participantes las instalaciones del Polideportivo San Antonio que, aunque un poco alejadas de la meta, ¡contaron con agua caliente! En definitiva, una organización que cuidó todos los detalles.

Por ir concluyendo, decir que esta segunda edición de la Medio Maratón Monumental de Ávila tiene una pinta excelente. Muy buena organización, gran trato al corredor y un trazado exigente no apto para conseguir marca personal pero si para disfrutar de los monumentos y lugares representativos de la ciudad. Quizás se echó de menos un mayor apoyo y ambiente en las calles sobre todo del centro. Muchas gracias a todos lo que lo han hecho posible y ánimo para la siguiente edición.

Los atletas que cruzaron linea de meta en primer lugar en este medio maratón fueron:

1º Rafael Iglesias Borrego ( Club Atletismo Adidas ) 1:09:44, record de la prueba.

2º Luis Miguel Sánchez Blanco ( A.D. Marathón ) 1:11:37.

3º Borja Hernanz Muñoz ( Puente Romanillos ) 1:13:06.

En féminas las tres primeras atletas en cruzar linea de meta fueron:

1ª Jacqueline Martín Álvarez ( F.Club Barcelona ) 1:19:50.

2ª Gema Matín Borgas ( Salamanca Raid & Trail ) 1:20:45.

3ª María Diez Manzano ( Correcaminos del duero ) 1:23:35.

En cuanto a la representación burgalesa estos fueron nuestros tiempos :

Rebeca Ruiz ( Q Bien Vas ) 1:28:25, 3ª en su categoría .VF-35

Iván Fuentes 1:28:52 ( Tragaleguas )

María Isabel Sánchez Martín 1:49:33 ( Tragaleguas )

Elvira Izquierdo Pérez ( Miércoles a Correr ) 1:59:48.

Jesús Andrés López ( Tragaleguas ) 1:59:48.

Esta prueba la acabaron 1.077 atletas, teniendo el honor de cruzar linea de meta en último lugar que tiene un merito enorme el atleta V-35 Jesús Marín Muñoz 2:24:11, enhorabuena campeón.

También en esta prueba participo el atleta Juan Manuel Lázaro Criado (Ubu- Caja Burgos )1:23:53

Florencio Comunión ( Capiscol ) se proclamo campeón autonómico M-60 con un tiempo:1:37:11 y por último en esta prueba también participo una buena amiga, Carolina Bello Nuñez, (Corriendo por

Palencia ) paro el crono en 1:43:36.

Pues esto es lo que dio de si este fin de semana visitando la monumental ciudad de Avila y disfrutando del correr x correr por sus calles.

 

Noticias relacionadas:


CROSS DEL CRUCERO 2016

Por José Alberto García Mediavilla Este domingo se ha celebrado el ...

I MEDIA MARATON "HAZLA DEL TIRON"

Por Jesús Andrés. Tirgo acogió ayer la segunda marcha 'Hazla del ...

I TRAVESÍA NOCTURNA DEL BOLETUS

Por Jesús Andrés. Multitud de carreras se hacen en España, hoy ...