Por Jesús Andrés.

Si te gustan las carreras populares, el domingo lo tenías marcado en rojo, se celebraba la Santurce-Bilbao y esta carrera como la Behobia hay que correrla alguna vez.

Lo dije y no me retracto, me estoy quitando de estos eventos. Pero es que soy un poco jonki de estos saraos. De éste en concreto. Será porque fue de las primeras carreras que hice, porque es muy popular, por las sardinas, porque…..no se. Pero salvo cuando he estado lesionado o coincidió con la maratón de San Sebastián siempre me ha gustado ponerme en la salida de Santurtzi y llegar hasta Bilbao.

Las hemos corrido con lluvia, con sol, con viento…entrado por la gran vía, subiendo por Zorroza… Pero siempre tiene algo esta carrera. Que la carrera tenga algo (duende que dirían los flamencos, los andaluces no los pájaros de patas largas) y que cada vez haya más afición a correr, no quiere decir que haya que cobrar más…. 18 euros por una carrera por persona, una botella de agua en el único avituallamiento km 9 y todas las mochilas tiradas en la Gran Vía casi sin vigilancia, me doy cuenta que el corredor popular le importa muy poco a la organización. El año que no tengan dinero para pagar a las estrellas que dan “prestigio” a la prueba por correr, tal vez se preocupen un poco del atleta popular que subvenciona la carrera, un prestigio que parece que la T.V. Vasca no se lo da, debido a que ni un simple comentario hicieron sobre la carrera. Y la T.V. Vasca también se lo tendría que hacer mirar…….que no solo del fútbol vive el hombre…….

La carrera en sí es muy sencilla, se sale desde Santurtzi y salvo una curva de 180º para coger la dirección correcta a Bilbao, el resto es correr paralelo a la mítica ría del Nervión. Es engañosa, ya que aun uniendo dos localidades a nivel del mar, los falsos llanos y las rampas son constantes.

Fiel a mi cita, me presenté puntual, no como un año que fui con Falio y perdimos el tren por desayunar en Bilbao y cuando llegamos estaban a punto de dar la salida Salí de casa con el amigo Sergio Orcajo, viaje sin novedad hasta Bilbao, lloviendo todo el rato, tomamos un café después de aparcar el coche al lado de la meta, nos cambiamos y para la estación a coger el tren, allí casualidad coincidimos con parte de la expedición Tragaleguas. Llegada a Santurce, foto de rigor y a buscar a otros colegas del grupo, los Porroneros-Tragaleguas, como no podía ser de otra forma, en el bar estaban, refugio de muchos atletas por el sirimiri que caía y el fresco de la mañana, los amigos Porroneros ya le estaban dando al pincho de tortilla y al porrón de calimocho, que tíos, no paran de beber. A continuación dejar las mochilas con algo de ropa, foto de los Porroneros y a calentar un poco. En el calentamiento mucha gente conocida, saludos… y las típicas conversaciones de gente, que se pone la venda antes de la herida: no he entrenado, he pasado mala noche, no he hecho series, tengo al cri@ con anginas… Nunca lo he entendido y nunca lo entenderé… con lo bonito que es salir a disfrutar de las pruebas y olvidarse del reloj.

Entre que no sabía muy bien que ritmo llevar, ni cómo me encontraba después de correr el domingo anterior la maratón de Valencia, estaba más perdido que Falete en un gimnasio… Por suerte encontré una motivación rápida, ir con Falio, disfrutando de la prueba e intentar entrar con el en meta, últimamente lo estoy consiguiendo, pero el maestro todavía tiene mucho aguante y me cuesta un montón el dejarle atrás

En la línea de salida los nervios y empujones se suceden, cosa que tampoco entiendo… Falio y yo en la fila quince o veinte más o menos Pistoletazo de salida,temperatura muy buena para correr, 9º, ni gota de lluvia, por suerte paro, cual Sancho Panza me dispongo a sacar a Falio del embrollo en el que nos hemos metido, empujones, pisotones…Falio por la acera, yo por la carretera controlandole, poco a poco vamos cogiendo ritmo de carrera y evitando el embrollo. Pasamos las vías y empezamos a subir la primera cuesta, nos alcanza Iván, al poco rato se para, los cordones de una zapatilla se le han soltado, nosotros a nuestro ritmo. A l cabo de unos cientos de metros de nuevo Iván a nuestro lado, unos atletas de edad madura nos pasan, Falio me dice, Jesús no te piques con los de la residencia de la tercera edad, sabio consejo, nosotros a lo nuestro, que vayan cayendo km

El atletismo es como el algodón, que no engaña, y según pasan los km voy encontrándome mejor, veo que he recuperado muy bien de la maratón de Valencia, así que miro para atrás y veo que Falio se ha quedado unos metros atrás, así que sigo a mi ritmo, hablando con la gente, la mayoría no te dice nada, van pendientes de esos relojes de ultima generación que te dicen hasta cuando tienes que parar a orinar…….así que yo a lo mio, les animo y a por el km 9. Desde aquí hasta meta ya es parte de mi entreno personal, voy descontando km que me gusta un montón.. Pongo un ritmo cómodo y voy restando los km a meta. Disfrutando de cada km, de cada paso, de cada pueblo… Mientras tanto voy saludando al hombre del mazo, a su primo, a un amigo que tiene de erasmus… hacía tiempo que no me arrastraba. Me golpeó sin piedad. en Valencia. Después del avituallamiento entramos en una zona un poco fea, muy poco publico animando, al cabo de unos 3km veo una camiseta conocida, un colega del Club Atletismo Valle de Mena, me pongo a su lado y le pregunto por el gran atleta José Ubieta, me dice que esta corriendo la prueba pero que viene por detrás, le animo y me despido de el. Mi próximo objetivo es coger a los de la residencia de la tercera edad, ya entramos en el gran Bilbao. Km 14 les tengo a dedo, les alcanzo , les animo, ni me miran siquiera y entonces les digo, vamos coño, que nos esperan los nietos en meta, entonces si que me miran, una mirada de matarme, piensan, nosotros jodidos y este tonto hablando y dando ánimos, tiene gracia la cosa. Les dejo y ya me dirijo hacia el último km, me adelanta una moto con un cámara y se pone a hacerme fotos, yo le hago alguna tontería subiendo el último repecho y al empezar a llanear se me echan encima los de la tercera edad, vamos les digo, últimos metros, a disfrutar, llegada a meta, una meta llena de público en 1h05m13s, de puta madre. Allí estaba Iván, llega Falio, saludo a una Juez de Atletismo de Burgos que estaba con el marido que había ido de juez a la prueba y continuación a por las mochilas, cuando vi como estaban y donde estaban, pensé si no han cogido la mochila que les hubiese dado la gana es porque no han querido. Creo que una vez en Bilbao, el recorrido siempre es diferente, por la ría, por el museo marítimo, por la gran vía… Es lo mismo… ya estamos en la meta. Por el camino han quedado: Portugalete- Sestao- Barakaldo-Zorroza y Bilbao, en un tiempo epicentro de la industria vasca, hoy…

Otra más para el zurrón, después de cambiarme hice unas cuantas fotos de la carrera, anime a estos esforzados atletas, mire a ver si entraban mis queridas Mabel y Rosa para hacerlas unas fotos, pero corren tan rápido que cuando se la quise hacer ya estaban cambiándose, pero si que pude hacer unas cuantas a colegas del grupo, a Sergio Orcajo con las chicas del Powerade y luego toco cambiarnos e iniciar el regreso hasta nuestra ciudad que se realizo sin ningún contratiempo.

Carrera recomendable para todos aquellos atletas populares, pero eso si, con tranquilidad ya que se hace durilla… Pero muy bonita, sobre todo para los de la zona. No es la Behobia, eso es así. Si se viene de fuera es una excusa perfecta para visitar la zona, Bilbao ha quedado precioso en estos últimos años, y la oferta Hotelera es amplia.

Este año se batió el récord de participantes en esta prueba, tomamos la salida 3.600, llegaron a meta 3.142, el último en cruzar linea a de meta fue el atleta Iñaki Basterra Barrenetxea, su tiempo , 1h57m21s Los ganadores en esta Santurce-Bilbao fueron el Eritreo Samuel Tsegay, su tiempo 45:10, su trofeo, 1.000 euros.

En féminas la ganadora fue, la atleta Etíope Marta Tigasoa, 55:38, esta atleta corrió hace muy poco en Atapuerca, su premio, también 1.000 euros, bien pagado por 55 minutos de esfuerzo. Nacho Torres la hizo de liebre durante unos cuantos km.

Esta popular prueba se empezó a correr en el año 1.989 sobre un recorrido de 14,700 km y llego a tener 17,200 km, hoy el recorrido de la prueba es de 16 km. Se sale del polideportivo de Santurce y se pasa por las localidades de Portugalete, Sestao, Baracaldo, Lutxana, Zorroza, Deusto, Abandoibarra y finaliza en el incomparable marco de la Gran Vía bilbaina.

Pues esto es lo que dio de si esta popular y bonita carrera Santurce-Bilbao, nos vemos en la próxima. Ser buenos.  

Noticias relacionadas:


CROSS DEL CRUCERO 2016

Por José Alberto García Mediavilla Este domingo se ha celebrado el ...

I MEDIA MARATON "HAZLA DEL TIRON"

Por Jesús Andrés. Tirgo acogió ayer la segunda marcha 'Hazla del ...

I TRAVESÍA NOCTURNA DEL BOLETUS

Por Jesús Andrés. Multitud de carreras se hacen en España, hoy ...